Revista Liberal: manifiesto fundacional

Revista liberal

Revista Liberal es una reacción a la situación política actual en España.

Ningún partido político defiende los principios liberales. El Partido Popular ha abandonado cualquier idea de corte liberal y se comporta como un partido socialdemócrata más.

Los otros tres partidos con más influencia en el parlamento español son intervencionistas. Te invito a hacer un recorrido mental desde Ciudadanos, pasando por el PSOE y terminando en Podemos. Desde la socialdemocracia hasta una economía completamente intervenida.

Desde Revista Liberal no pretendemos ninguna acción de tipo político. Sólo queremos tener un lugar donde expresar lo que casi nadie dice en España:

  • Estamos hartos de ser tratados como miembros de un rebaño incapaces de tener un pensamiento propio.
  • No necesitamos que los poderes públicos dirijan todos los aspectos de nuestras vidas.
  • Queremos decidir, no ser llevados de la mano como si fuéramos incapaces.

La Constitución Española de 1978 incluyó algunos artículos anti-liberales para contentar a los partidos de izquierdas. Pero, poco a poco, estos principios han sido aceptados (y disfrutados) por el resto de los partidos políticos.

Revista Liberal: la Constitución Española es anti-liberal

Los siguientes artículos han sido la coartada perfecta para que nuestros políticos hayan estirado al máximo el poder público en detrimento de la iniciativa privada:

Artículo 1.1: «España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político».

Artículo 40.1: «Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica».

Pero lo peor llega en el Título VII de Economía y Hacienda. Parece la constitución de un estado satélite de la U.R.S.S.:

Artículo128.1: «Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general«.

Art. 128.2: «Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general».

Artículo 130.1: «Los poderes públicos atenderán a la modernización y desarrollo de todos los sectores económicos y, en particular, de la agricultura, de la ganadería, de la pesca y de la artesanía, a fin de equiparar el nivel de vida de todos los españoles».

Art. 131.1: «El Estado, mediante ley, podrá planificar la actividad económica general para atender a las necesidades colectivas, equilibrar y armonizar el desarrollo regional y sectorial y estimular el crecimiento de la renta y de la riqueza y su más justa distribución»

Artículo 131.2: «El Gobierno elaborará los proyectos de planificación, de acuerdo con las previsiones que le sean suministradas por las Comunidades Autónomas y el asesoramiento y colaboración de los sindicatos y otras organizaciones profesionales, empresariales y económicas. A tal fin se constituirá un Consejo, cuya composición y funciones se desarrollarán por ley».

La puntilla al Liberalismo: Las Comunidades Autónomas y los nacionalismos

El desarrollo de los artículos citados ha sido potenciado hasta casi el infinito por el despilfarro de las Comunidades Autónomas. La idea inicial parecía adecuada: promover la descentralización para que los ciudadanos de cada región pudieran elegir a sus representantes regionales y disponer de cierta autonomía.

Pero el resultado ha sido desastroso. Desde un punto de vista económico, un estado descentralizado es menos eficaz que uno centralizado. ¿Es preferible tener 17 sistemas sanitarios o uno solo?

Todas las autonomías (algunas mucho más que otras) se han dedicado a promover sin descanso las características regionales. Se ha olvidado la idea nacional. Muchos ciudadanos reniegan de los símbolos nacionales: bandera, himno y corona.

Objetivos de Revista Liberal

Desde Revista Liberal, trataremos los temas que consideremos interesantes desde el punto de vista de la libertad individual, el derecho de la propiedad y la limitación de los poderes públicos.

Denunciaremos todos los abusos que se cometen en nombre del «progreso». Un concepto que se ha prostituido hasta límites insospechados.

Queremos ser una gota en el océano de socialdemocracia en que se ha convertido España.

Si piensas que sobra Estado (con sus autonomías desproporcionadas) y falta libertad individual, síguenos.

Últimos artículos publicados en Revista Liberal

Una respuesta a “Revista Liberal: manifiesto fundacional”

  1. […] el artículo con el manifiesto fundacional de Revista Liberal se comentaron los artículos anti-liberales de la Constitución española de 1978. En esta […]

Deja un comentario