Y no pido perdón

Himno de España: Y no pido perdón

El himno de España necesitaba letra. Los intentos se contaban por fracasos. Pero Marta Sánchez ha dado en el clavo. Ha compuesto una letra muy acertada que no suena empalagosa, como suele ser común en las letras de himnos. La mejor parte de la letra es «Y no pido perdón».

¿Por qué es un acierto decir «Y no pido perdón» en la letra del himno español?

Porque desde que murió el dictador Franco, cualquier persona que ha mostrado la bandera española ha sido señalado como «facha» o «de derechas». Los progres han impuesto su propia dictadura basada en la vergüenza de sentirse español. Se han abrazado a todos los independentistas que quieren destruir España.

Sin embargo, desde que los independentistas catalanes se han rebelado contra el orden constitucional, un gran número de españoles ha dicho basta. Y faltaba añadir, como ha cantado Marta Sanchez, «Y no pido perdón».

Han dicho basta a tanta estupidez. A permitir que unos egoístas desagradecidos respaldados por los progres, destruyan uno de los proyectos históricos mas importantes de Occidente.

Han dicho basta a la tibieza. Las encuestas muestran un declive de las fuerzas de izquierda y un ascenso imparable de Ciudadanos, el partido con menos complejos a defender lo español. Los dirigentes del Partido popular llevan muchos años contemporizando con los enemigos de España. Con miedo al «qué dirán» en los medios de comunicación progres (todas las televisiones).

Pero infinidad de españoles se han hartado. Han puesto banderas de España en los balcones y ventanas. Y no las quitan. Y no las van a quitar. Porque es la única forma que tienen de recordar a sus políticos cobardes que somos españoles. Y no piden perdón por serlo.

Ya está bien de tantas Comunidades Autónomas derrochadoras y egoístas que sólo se miran el ombligo.

La letra del himno de España de Marta Sánchez

«Vuelvo a casa, a mi amada tierra,
la que vio nacer un corazón aquí.

Hoy te canto, para decirte cuanto orgullo hay en mi,
por eso resistí.

Crece mi amor cada vez que me voy,
pero no olvides que sin ti no se vivir.

Rojo, amarillo, colores que brillan en mi corazón
y no pido perdón.

Grande España, a Dios le doy las gracias por nacer aquí,
honrarte hasta el fin.

Como tu hija llevaré ese honor,
llenar cada rincón con tus rayos de sol.

Y si algún día no puedo volver,
guárdame un sitio para descansar al fin.»

 

 

Deja un comentario